martes, 11 de diciembre de 2007

Entrevista jugosa

Hoy, en un acto de audacia sin precedentes en el mundo periodístico, vamos a entrevistar a D. Rogelio Izquierdo árbitro inmisericorde dónde los haya, cuyo único rostro ya da un significado especial a las palabras “cabreo”, “mala leche” y “dureza”


P: Buenas noches D. Rogelio antes de nada ¿Cómo se encuentra usted de sus achaques? Nos han comentado que últimam…


R: Ni achaques ni tonterías, lo que estoy es hasta las narices del Match, los jugadores, la JODASE y todo lo que tenga que ver con la improvisación. Que son muchos años ya y no estoy para bromas, así que rapidito.


P: Si, claro, me ciño a lo estrictamente profesional, no se preocupe, ¿Cuánto tiempo lleva usted arbitrando matches de improvisación?


R: Pues ya son casi 40 años, protegiendo la buena imagen de esta institución y creo que me merezco un reconocimiento. O que me jubilen, ¡que estoy harto!


P: ¿Cual ha sido el peor partido que ha arbitrado jamás?


R: Buf, recuerdo un partido entre Nueva Zelanda y Madagascar que fue terrible. Cómo luchaban los cabroncetes. Claro que estaba yo allí para bajarles los humos a todos.


P: Pero corren rumores de que en una ocasión expulsó del escenario a todos los jugadores, sus dos linieres y al presentador, ¿es eso cierto?


R: NO tolero que encima del escenario se rían de mí. La gente cometió un error aquel día. Tuve que expulsar hasta al público.


P: ¿Cuál es la penalización qué mas lamenta que un jugador cometa? ¿hay alguna con la que disfrute?


R: Yo no disfruto. Penalizo. No lamento que un jugador cometa una penalización. Los que lo lamentan son ellos.


P: Se parece usted mucho a un jugador del equipo naranja, Rojo, el Capitán, quizás lo conozca, es bastante hippie, con rastas y pantalones holgados. Él es unos 40 años más joven que usted, hay quién afirma que podría ser su…. En fin, ¿Cómo explica el parecido?


R: Primero, esta pregunta está fuera de lugar. Segundo, ese no puede ser mi hijo porque a parte de improvisar como el culo, es de las personas que menos respeto tiene por las normas. La semana pasada vi como le metía un dedo en el ojo a mi compañera Francisca. Llego a ser yo el árbitro y ese engendro se queda sin improvisar el resto de la liga.


P: Por último, para concluir la entrevista, ¿Qué opinión le merecen el resto de los árbitros del Match?


R: Otra panda de niñatos como los jugadores. Muy permisivos a la hora de penalizar, blandos. Los Muller, en los que tenía mucha esperanza, han demostrado ser como todos. La JODASE se está yendo al garete. Nadie respeta esta institución y yo ya sólo quiero salir de aquí e irme con mi señora a un lugar en el que la improvisación esté prohibida.


P: Uy, perdón, me quedaba una pregunta, ¿Tiene usted algún consejo para los jugadores del Jueves o para el público?


R: Que no me toquen las narices.


Y esto ha sido todo por esta semana, como ven ustedes el señor colegiado del encuentro promete dar bastante guerra la noche del Jueves… Aconsejamos, desde aquí, a los jugadores que tomen las máximas precauciones.


Su reportera favorita,


Julia Wildorf

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Este árbitro no tiene perdón de dios. Con lo mayor que es se podría jubilar de una vez y descansar de la improvisación, si es que está tan cansado de ella.

Carmelo Müller dijo...

Rhogelio, jhubílate ya, tus pupilos te superhan, lo he visto clarho en el seminarhio de arhbitros de match que impartió en Suisa uno de tus mayorhes rhivales.
Fuiste mi maestrho, pero ahorha solo erhes maestrho en maldad. Nadie, NADIE, me llama blando. Justo, tal ves, ecuánime, bueno, pero blando...blando es tu papo, y el de tu hijo. Si, Rhogelio, ese gordito con rastas es tu hijo no rheconocido, rheconocelo de una vez...