martes, 15 de abril de 2008

Subidón, bajón.

     Partido irregular el visto el pasado jueves en Granada 10, a juicio de este futuro redactor. Momentos de gran calidad y alto dominio del escenario se alternaron con otros menos afortunados, pero no conviene olvidar que en todo momento estos actores están improvisando, y nadie es infalible ni genial siempre.

     Sorprendente desde luego fue la declaración de principios del árbitro Don Vicente, que declaró públicamente haber suspendido el Examen de Capacitación Arbitral (E.C.A.), punto que me ha sido matizado por el Excmo. Presidente del Colegio de Arbitraje de Match de Improvisación, Don Asdrúbal Ete: efectivamente Don Vicente suspendió en la primera convocatoria, pero obtuvo su carnet en la siguiente comparecencia. Una lección de humildad, sin duda, ya nos gustaría que mucha gente que ostenta cargos de alta responsabilidad tuviera el valor de admitir sus errores públicamente.

     El partido en si ofreció, como ya he dicho, momentos de gran brillantez: quedan para el recuerdo la relentizada naranja (con Judas dando su beso mortal), la musical fucsia (cantada en chiquitistaní de Gibraltar), una contrarreloj subida de tono, el nuevo politono de móvil del patriarca gitano, los caracoles ocupas  y sobre todo la comodín del equipo naranja, nada más y nada menos que "conceptual automática sin acuerdo previo". De hecho el partido no estuvo exento de nuevos estilos a cada cual más ultramontano, desde la "conquista del nuevo mundo" al estilo "gitano".

     Como viene siendo habitual últimamente, el partido acabó en tablas, dando lugar a unos penaltis muy buenos a nivel general. Tras una polémica votación, la victoria cayó del lado de los vitaminados, que se afianzan en la segunda posición y se acercan lentos pero seguros a los líderes.


El Becario.  

7 comentarios:

Anónimo dijo...

me jodio mucho despues de hacertres cuartos de hora de cola quedarme en la calle, era un fuksifan, ya no.

Rojo (naranja) dijo...

Pues yo el otro día fui al Teatro Alhambra a comprar entradas para el Teatre Lliure y su obra 2666 y después de una gran cola ya no quedaban, y sí me jodio, pero no por eso me deja de gustar el Teatre Lliure sino que hace que la próxima vez vaya antes a por las entradas. Aún así, gracias por venir a vernos y por tu paciencia. Un saludo.

Marina dijo...

Quien quiere entrar, entra y, sin duda, no es culpa de los equipos ni de los organizadores. Aunque bueno, si por culpa entiendes haber montado un espectáculo de tanta calidad que llena siempre, entonces sí que la tienen ;)

Yo voy a las nueve a hacer cola y siempre cojo sitio. Y bueno.

Besitos.

Angel dijo...

Tanto tiempo con vosotros, y es la primera vez que me animo a escribir. Por cierto soy Jose Angel, el que os da el coñazo con la camara de fotos, jejeje. Quiero daros la enhorabuena a todos los equipos por el buen trabajo que estais haciendo y por lo que habeis echo por el teatro en granada. a ver si me animo y voy escribiendo en los blog de cada uno de los equipos.
Y al becario decirle que no se preocupe, que con las cronicas que hace pronto dejaras de ser becario y te daran un ascenso. animo y sigue escribiendo asi.
Besos para todosssss.
Jose angel

Anónimo dijo...

Yo normalmente llego también a las 9 para hacer cola, y también suelo coger buen sitio, de las primeras filas. Parece de frikis, pero es lo mejor, asi es como se viven las improvisaciones, teniendolas bien cerquita!
Un saludo a todos los equipos que hacen que las noches de los jueves sean mágicas.

Steven dijo...

Einss? Lo que dijo Marina me dió que pensar... En mi opinión ellos no han montado este espectáculo, de hecho viene desde Canadá... Aún así, ni siquiera puede considerarse que ellos lo hayan traído a Granada debido a que ya se hacía en otro garito y con muxo éxito, lo único que hicieron fue trasladarlo de local... Así que, en resumen, no son culpables de nada (en ese sentido).

Anónimo dijo...

Hola Steven

Agradezco mucho que tomes en consideración las opiniones de las personas que escriben en este blog y que puedas profundizar en ellas, hace mucho más interesante la entrada en el.

El Match de Improvisación, efectivamente, nace en Canadá en el año 1977, en un bar, como parodia de un encuentro de Jockey, que es allá tan popular como puede ser aquí el futbol. Tuvo un éxito formidable y en poquisimo tiempo se expandió por otros países francófonos y anglosajones y a finales de los 80 llega España.

Tengo que corregirte, sin embargo en una cuestión, cuando llegó a Granada no llegó directamente a la sala La Seducción, que por cierto, desde aquí, agradezco infinitamente que apostara por este formato, y que el hecho de poder estar alli durante dos años nos ha hecho crecer muchisimo, pero la demanda del público, (cosa evidente a tenor de la respuesta que tiene en Granada 10) hizo que forzosamente nos tuvieramos que trasladar. Pero no empezó en esta sala sino que en un bar que me parece que ya no existe como tal que era el MusiK 7, y desde ahí hicimos el primer traslado a la Seducción. Asi que ya van dos mudanzas.

Mi reflexión es la siguiente; ¿El hecho de que este formato ya existiera como tal hace que no se aprecie tanto el trabajo que hacemos como artistas? Y voy más alla, ¿Un actor que interpreta un papel o un guión que no ha escrito el, si no que se lo han escrito, incluso hace siglos, hace que se minusvalore su trabajo por parte del público?

Gracias por hacer que volvamos sobre nuestros pies y que pensemos en lo que hacemos, asi tenemos la oportunidad de coger carrerilla y saltar aún más alto.

Rafa Verde