lunes, 31 de marzo de 2008

...y los Lilas despegaron

Por fin.
La gente se estaba preguntando qué demonios pasaba. Nadie se explicaba cómo se pudiese dar que un equipo como el Lila, a pesar de la belleza de sus improvisaciones, la notable actitud deportiva y la compenetración que lo caracterizan, no hubiese ganado todavía ni un solo partido.
Pero el jueves consiguieron arañar una victoria por penaltis, y nada menos que a los titánicos Verdes que, desde luego, no fueron inferiores en ningún momento.
El partido empezó bastante tranquilo, como de costumbre: los equipos jugaron la primera parte estudiandose, buscandose el uno al otro en una serie de improvisaciones que no dejaban asomar ninguna hipótesis sobre la victoria.
En la segunda parte, sin embargo, vimos a los jugadores entrar con otra cara, otra actitud en el cuerpo. Nadie sabe lo que pasó en el camerino de Granada 10, pero fuera lo que fuera, fue fundamental. Las impros de la segunda parte tuvieron otro peso, más cuerpo, más intensidad.
Evidentemente se estableció esa conexión que los actores buscaban. Eso se vió sobretodo en las mixtas, que ya en la primera parte no habían estado mal, pero que en la segunda parte alcanzaron un nivel impresionante. Hecho demostrado por la última votación, que puso en dificultad al severo equipo arbitral de la Frigida hasta decretar el punto para los Verdes, que selló el empate, en consecuencia del cual, se tiraron seis maravillosos penaltis.
Requiere una mención especial el solo de Javi Lila (para el que escribe, uno de los mejores jugadores) que en veinte segundos nos contó la Historia del Mundo al Revés, empezando por la invasión alienígena, pasando por las elecciones americanas, la declaración de independencia, las guerras del imperio Romano, hasta llegar a los monos que descubren el pulgar oponible.
Bastante genial como para llevarse el partido.

Luchino de la Mamma Suya

2 comentarios:

Manu dijo...

Hola Luchino, quiero hacer un par de puntualozacines: en primer lugar creo que el verde en la segunda parte decaimos bastante, lo que pasara en "camerino" fuera lo que fuese a nosotros no nos veneficio. En segundo lugar reconozco que el penalti de Javi estubo muy bien, pero igualmente creo que no hay penalti en el mundo que merezca que un equipo se lleve un partido porque hay un millón de circunstancias que también influllen en la decisión del público.
Esto no lo digo con resentimiento, ya que para mi nunca la derrota me supo tan dulce, gracias lilas por ser como sois... Un abrazo a todos

_vicky dijo...

para mi el partido estuvo genial, y aunque es verdad que por un penalti no se puede decidir un partido el equipo lila no se merece no haber ganado ninguno y creo que esto junto con que hicieron un partidazo hizo que la gente se decidiera por ellos. Con todo la verdad es que se lo merecieron los dos. Un saludo y espero que haya muchos mas match como el ultimo!